viernes, 1 de noviembre de 2013

En el fútbol hondureño tiene que ver un equilibrio en cuanto a finanzas

Formados en equipos chicos y vendidos a equipos grandes.
El Fútbol de Honduras pasa por un gran momento en el cual nuestras selecciones tanto menores comola mayor han subido su nivel futbolístico y están dando de que hablar a nivel mundial.

Pero, ¿que pasa a nivel de clubes?, equipos como Olimpia, Real España, Marathón y Motagua, los llamados grandes del país, salen a jugar al extranjero frente a equipos mexicanos y estadounidenses y no regresan con buenos resultados (llamemos un buen resultado un empate).
Muchos de los jugadores de esos clubes juegan en la Selección pero son de doble ánimo.
En la selección corren, roban balones, hacen jugadas impresionantes, pero en sus equipos no son los mismos.
¿Tendrá que ver que los aficionados no tratan igual a la Selección que al club de su preferencia?
¿Tendrá que ver, acaso, el hecho de que los presidentes de estos clubes y de los demás del fútbol hondureño no se quieran rasgar un poco el bolsillo y hacer contrataciones importantes y buenas?

MEJORAS EN LAS RESERVAS DE LOS CLUBES
Gente extranjera o hasta el mismo hondureño dice que somos buenos para copiar o, vulgarmente, decimos para "chepear", pero no copiamos lo bueno y saludable para nuestro fútbol.

¿Por qué no copiamos una cantera o unas fuerzas básicas como las del Barcelona?
¿Por qué los equipos grandes se empeñan en comprar los mejores jugadores de equipos que no tienen la fuerza financiera (Platense, Victoria, Vida) de estos cuatro equipos?

Es un poco desesperante ver como un buen jugador del Platense, del Vida o del Victoria que salió de las reservas de estos equipos termina en un equipo como Olimpia o Real España todo porque los clubes mencionados anteriormente sufren de una economía escasa.

Ideas que vienen a mi mente y que se deberían de implementar en nuestro fútbol sería por ley que los equipos mantuvieran sus números en verde.
¿Cómo sé logra eso si la mayoría de los equipos están endeudados?, mi respuesta más lógica sería una mano divina de la FENAFUTH, un apoyo general a los equipos para que solventen sus problemas económicos.

Una vez hecho eso, lo equipos deberán estructurar un plan en el cual puedan comenzar a generar ganancias, un plan bueno sería los precios de las entradas a los estadios, preferible un estadio lleno, con las entradas a precios razonables y toda la ganancia, que un estadio vacío con unos precios de boletería impresionantes.

Para nuestro segundo plan, la FENAFUTH, otra vez se vestirá de héroe, ahora caerá sobre ellos, nuestros amados dirigentes la responsabilidad de apoyar las fuerzas básicas de los equipos, creando escuelas de fútbol y apoyando a instalaciones mejores para nuestras jóvenes estrellas en formación. 

No creo que la Fenafuth no quiera algo así viendo el futuro tan hermoso que vendría. Logrando estos dos primeros pasos se lograría estabilidad y estrellas en potencia.

Un tercer paso, a mi parecer, sería enseñar a los equipos cómo administrar sus plantillas, sus finanzas y un poco de educación y preparación en el tema de compra y venta de jugadores.

El éxito de los equipos como Barcelona (crea jugadores de cantera para el primer equipo) y el Real Madrid (hace jugadores para venderlos) es que ellos compran niños prodigios estrellas en crecimiento, que se preparan en las canteras para luego destinarles un futuro.

Que lindo fuera si en nuestra Liga existieran equipos con esa mentalidad, que existieran ojeadores que fueran a las canchitas de nuestros barrios, colonias y ciudades y de esa forma hagan crecer a esos pequeños que juegan con pelotas dañadas o ponchadas, ¡De ahí salen los mejores jugadores del mundo!.
Esos niños que juegan bajo la lluvia, el sol irritante o bajo la condición que sea. Ese es el jugador que le falta o ha perdido la Liga Nacional de Honduras.

Un país mundialista, con una crisis que los seleccionados nacionales hacen borrar con sus garras, corazón y anhelos, es una lástima que otros no se contagien de tal anhelo.

Solo espero que los Presidentes de los clubes de Honduras puedan entender el ORO que hay en nuestro país. Somos 8 millones de Hondureños, y en esos millones hay miles de jugadores que desean que los equipos de La Liga Nacional los observen.

¡Quitemos ya esa venda que cubre nuestros ojos y miremos que todo nuestro tesoro nacional esta en el país y que Colón no se llevó nada!
Jugadores como Maynor Figueroa, Jorge Claros, Boniek García, Víctor Bernárdez, Marvin Chávez, Jerry Bengtson, Wilson Palacios, Walter "Pery" Martínez, entre otros han salido de equipos como Vida, Victoria y Platense, al final son vendidos a alguno de los 4 clubes poderosos en cuanto a dinero de la Liga y éstos los venden al extranjero ganando más de lo que les pagaron a los clubes pequeños.

Por: Ariel Girón (@ArieleGiron10)
Síguenos en Twitter: @FutbolCatracho

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada