lunes, 12 de agosto de 2013

Estadio Juan Ramón Brevé Vargas de Olancho

Estadio de primer nivel el de Olancho.
Lo que surgió con la idea de una persona visionaria y que se ha alzado con el trabajo, contribución y deseo de todo un pueblo por tener una instalación que los haga sentir orgullosos de su ciudad, está cerca de llegar a su fin.

Muchos habitantes ya han iniciado el conteo regresivo para su inauguración, mientras que otros siguen trabajando de sol a sol sin dejar escapar detalle alguno. Se trata del estadio Juan Ramón Brevé Vargas, de la ciudad de Juticalpa, Olancho.

La edificación, a un costo de 40 millones de lempiras, tendrá capacidad para 20 mil aficionados y contará con cuatro camerinos con sus respectivos baños, 21 cabinas para los medios de comunicación, cafeterías, palco para las autoridades y un salón para usos múltiples.

El diseño, obra del arquitecto Fernando Zaldívar y con aporte del ingeniero encargado de los trabajos, Marco Tulio Ochoa, tendrá techo en las localidades este y oeste, lo que le permitirá a los aficionados mayor comodidad y el terreno de juego estará a varios metros debajo de las gradas, lo que le favorecerá al equipo de casa aprovechar al máximo el aliento de su público.

HISTORIA
La construcción que inició a principios del 2008, con apenas 175 mil lempiras de presupuesto, está a un 80 por ciento para el final de su construcción y todo ha sido gracias al trabajo de una persona que ama más el departamento de Olancho que los olanchanos mismos, como es el padre franciscano Alberto Gaucci, y con la colaboración de miles de personas oriundas de dicho sector del país.

“La idea surgió con el único fin de tener una instalación que sirva a los jóvenes del departamento para que se alejen de las drogas y los malos pasos. Han sido muchos meses de constante trabajo y gracias a Dios pronto será una realidad”, dijo el sacerdote, quien es el gestor de la obra y encargado de administrar los fondos para la construcción.

“Comenzamos con poco dinero, pero con millones de ilusiones y sobre todo oraciones, es una obra donde todos los olanchanos han puesto su granito de arena. Como ejemplo es que el arquitecto, ingeniero y otros más, han trabajado sin cobrar”, agregó Gaucci.

Contrario a otras construcciones donde sobresalen grandes maquinarias, muchos ingenieros y arquitectos supervisando la obra, en el estadio que ahora embellece la entrada de la capital de las “pampas” apenas son 25 albañiles los que trabajan bajo la supervisión del maestro Alfonso Alvarado.

“Como pueden ver aquí se trabaja con lo justo, no hemos contratado compañías especializadas, apenas son 25 obreros, pero el trabajo será de alta calidad porque son personas que aman lo que hacen y que se siente orgullosos de ser parte de esta obra”, detalla el padre.


Fachada principal del estadio Juan Ramón Brevé.
APORTES
La instalación deportiva, que por lo momentos se han gastado 30 millones de lempiras, ha sido gracias a muchos aportes de las fuerzas vivas del departamento, actividades de los jóvenes, remesas de los olanchanos residentes en Estados Unidos y donativos de políticos.

La parte final de la obra, que es la construcción del techo, área de estacionamiento y el terreno de juego, se construirá gracias a la ayuda que hizo el Presidente Porfirio Lobo Sosa, quien donó los 10 millones de lempiras restantes con fondos de la Tasa de Seguridad.

El pasado miércoles, los encargados de la obra recibieron un donativo de 2 mil dólares de la Fundación para el Desarrollo Social de Olancho (FDSO), ente que está integrado por oriundos del departamento que residen en Estados Unidos y que han entregado, gracias a fiestas y diversas actividades, muchos aportes que ya llegan al millón de lempiras.

“Todo se ha construido con caridad del pueblo olanchano, los que residen en el país y en Estados Unidos, por eso se ha tardado porque los aportes han llegado despacio. Pero en la última reunión de ministros realizada en Olancho, el presidente se comprometió a darnos lo que restaba y cumplió, con esto la obra se culminará y será una realidad”, dijo el presbítero.

DICIEMBRE
Según el ingeniero Alfonso Alvarado, los trabajos estarán finalizados para el mes de diciembre, y una vez terminada la obra podrá servir no solo para los equipos que militan en las diferentes ligas de Juticalpa, así como eventos religiosos, culturales y políticos.

El terreno donde se encuentra el estadio es propiedad de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth), pero será la alcaldía de Juticalpa, presidida por Ramón Sarmiento, la encargada de administrar el inmueble en los primeros 25 años.

Maqueta del estadio Juan Ramón Brevé Vargas.
La instalación constará de:
- 4 camerinos con sus respectivos baños
- 21 cabinas para medios de comunicación
- 1 palco presidencial
- Área comercial
- Sectores este y oeste techados

Esta obra es para los niños: R. Sánchez
El primer diputado por Olancho, Reinaldo Sánchez, quien fue el encargado de entregar el cheque de los 10 millones de lempiras, manifestó que esa obra es posible gracias al impacto de la Tasa de Seguridad, que tiene como uno de sus objetivos brindar y dotar de espacios deportivos a la niñez y juventud en todo el país.
Sánchez reconoció la enorme labor que ha realizado el padre Gaucci en el tema social en Juticalpa, con la remodelación de la granja penal, el mantenimiento y dedicación en los hogares de niños Santa Eduviges y el de ancianos Paz y Bien.

El acto de entrega se realizó en lo que será la sala de prensa del estadio, que llevará el nombre de Reinaldo Sánchez, a petición del padre Alberto Gaucci. “Reinaldo no miente, hoy tengo una sonrisa de oreja a oreja, pues el fútbol me sacó de una cuneta, y me apartó del alcohol, lo que me permitió consagrar mi vida como sacerdote de la orden franciscana, el cual he llevado con alegría desde hace varios años  en Honduras y lo espero cristalizar con la finalización de los trabajos del estadio municipal de la ciudad y la llegada a primera división del equipo Juticalpa FC”, afirmó.

“Este estadio, que dentro de unos meses será inaugurado, gracias al esfuerzo del padre Gaucci y del pueblo olanchano, debe ser un regalo para los niños y jóvenes que buscan recrearse y con ello alejarse de los malos pasos y de los vicios”, finalizó Sánchez.

Reportaje: Diario Deportivo Más.
Síguenos en Twitter: @FutbolCatracho & @GustavoRocaGOL

1 comentario:

  1. Vaya que buena obra, la unión hace la fuerza, si todos los hondureños fueramos asi de unidos y nos ayudaramos otra cosa seria nuestro pais.

    ResponderEliminar