sábado, 23 de marzo de 2013

¡Gracias a Dios que Carlo Costly nació en Honduras!

Carlo Costly, el hombre gol de Honduras.
Podrán tener millones, podrán ser mejores, pero aquí no saben ganar. Podrán ser gigantes, podrán ser lo que quieran, pero Honduras se respeta.

Si bien no se consiguió el triunfo, el empate es valioso por todo lo que se hizo en los 76 minutos previos. El manicomio está vivo y el Olímpico invicto.

Carlo Costly... y quién más si no el Cocherito. Dueño de esa inyección anímica, dueño de todos los discos que arman la fiesta, porque eso terminó siendo el coloso del valle de Sula. Seremos sinceros, el 2-2 no es el mejor resultado, pero peor es perder. Seremos honestos, México fue más inteligentes para jugar, pero Honduras es Honduras y por siempre lo sabrán. No jugamos bien, pero debe haber el compromiso de seguir mejorando.

El Chicharito Hernández puso en jaque al equipo nacional, vino a demostrar que es un cazagoles y durante 76 tuvo a México en la gloria. Tuvo al Tri soñando.

Pero el ingrato de Costly acabó con esos sueños al anotar un gol y conseguir la falta penal que sentenció todo.

Honduras sigue viva en la eliminatoria y con su gente fiel y contenta para el martes en Panamá, otra plaza en la que habrá que mostrar de nuevo esa garra.

Diario La Prensa
Síguenos en Twitter: @FutbolCatracho & @GustavoRocaGOL

No hay comentarios:

Publicar un comentario