lunes, 9 de enero de 2012

Motagua se dejó empatar del Necaxa en Choluteca

Carlos "chino" Discua celebrando su primer gol de campeonato con el Motagua, parece ser que el chino se ha ganado la confianza de Pepe Treviño.
El triunfo estaba en la bolsa para los Azules, pero en el segundo tiempo, el equipo necaxista fue diferente y logró empatar los cartones 2-2.
Fue un inicio triste para los visitantes, que llegaron en calidad de favoritos, comenzaron ganando y contaron con el apoyo total de la afición sureña.
Necaxa manejó bien los tiempos y se encargó de mantener el orden en el estadio Fausto Flores Lagos.
El azul del primer tiempo pinta bien, el equipo se miraba comprometido con limpiar la imagen de la desastrosa campaña del año pasado. Hombres como Melvin Valladares llegaron a aportarle fuerza al conjunto capitalino. Necaxa tiene un equipo casi remendado. El Potro estuvo a punto de sufrir por la falta de preparación y las pocas incorporaciones que realizó en la pretemporada. De remate, el equipo sufre de dinero porque les adeuda la directiva.
Pepe Treviño esta vez sorprendió con la inclusión de Valladares como un segundo delantero apoyando a Georgie Welcome en el once titular. Ante la ausencia de Amado y Alfredo Mejía, el DT se las jugó con un solo contención (Jorge Claros). El Pitbull estuvo muy solitario hasta que entró Mishek Ávila.
Omar Elvir estuvo a punto de comenzar la fiesta a los nueve minutos con un truquito que se sacó de la manga y estuvo a punto de vencer a John Bodden, pero el arquero necaxista se colgó de la pelota.
El Mimado pisó el acelerador y Carlos Discua, en una posición poco común, sacó un remate de derecha que terminó en el fondo de la red.
El Fausto Flores fue un solo grito de gol con la anotación del Chino. Ese gol en contra provocó en Necaxa una reacción explosiva. El DT Jorge Pineda saltó del banquillo y le pidió a Beto Navas que buscara la pelota. El Rayo fue superando la defensa y se atrevió a pegarle. Necaxa hizo debutar a Martínez, Valeriano y Valle, tres chicos que estuvieron a la altura del partido. Estos cipotes se fajaron y le dieron alegría al mediocampo de los sureños.
Todo Azul... Antes de que concluyera la primera mitad, el Ciclón volvería a azotar la cabaña necaxista. Johny Leverón cabeceó un proyectil de Jorge Claros y mandó el balón hasta adentro: 2-0 y se vendrían más goles. Comenzado el segundo tiempo, Leverón se convertiría en villano tras cometer una falta penal que el árbitro Melvin Matamoros decretó con toda seguridad.
Rubén Licona tomó la pelota y disparó hasta el fondo anotando el primer gol de los locales. El partido tomaba otros tintes y los locales estaban recuperando el honor que se había perdido en la primera mitad. A los 60 llegó el empate. Tras una espectacular jugada de Walter Martínez -que jugó un gran partido- se unió a la fiesta Chistopher Urmeneta con un golazo que quemó la portería motagüense y pudo así rescatar un partido importante.
Con las dos torres... Cuando se llegó el 2-2, Pepe Treviño se vio obligado a incluir a Jerry Bengtson.
La dupla Bengtson-Welcome hizo su primera aparición en la Liga Nacional.
Jerry se paró por izquierda y Georgie atacó por derecha. Para desgracia de ambos, solamente se filtraron unos cuantos balones hasta sus pies. El medio perdió fuerza con la salida de Discua y Valladares. Motagua no gana en territorio de Necaxa y ayer perdió dos puntos valiosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada