miércoles, 7 de diciembre de 2011

Mateo Yibrín: “Si quieren apostar, que me llamen”

Mateo Yibrín calienta la final.
La convicción del presidente del Real España, Mateo Yibrín, es más grande que cualquier hazaña que haya hecho el club en la temporada.
El máximo jerarca del finalista tiene la ilusión de que pueden levantar la copa número 11 en su historia y casi está seguro de que le ganarán la final a su más enconado rival: el Olimpia.
La Máquina jugará el domingo el primer partido de la final y Yibrín habló de este nuevo Real España que los llena de ilusión. 
¿Cómo está viviendo la previa de la final?
Muy felices. El sábado, todo mundo me decía que fuéramos a celebrar, pero en realidad no he ido a trabajar ayer ni hoy porque he estado enfermo. Pero estoy muy contento por el Real España, que la apuesta que hicimos con el profe Zanabria y con Jaime Villegas y Mario Verdial fue darles paso libre a los jugadores que tienen mucho tiempo de estar acá y ya no tienen hambre ni sed y apostar por los talentos que tiene el club. Gracias a Dios estamos en la final y este torneo, pase lo que pase en la final, es un éxito. La idea es continuar así.
¿Qué piensa de que muchos darán como favorito al Real España?
Creo que la gente lo hace porque el equipo terminó en primer lugar, pero tenemos enfrente un rival que se las sabe en estas instancias. Perdió muchos juegos y le anotaron muchos goles. Olimpia es un equipo que sabe manejar la situación.
Su dirigencia tiene experiencia en estas etapas. Eso hace al equipo peligroso en estas instancias. Cualquiera dice que Tosello es un novato, pero tiene a Juan Carlos Espinoza a sus espaldas; un buen apoyo para él. Olimpia no será fácil. Mi opinión es que está pareja la final, en un 50 y 50. El que cometa menos errores la va a ganar.
El equipo en las vueltas regulares fue mejor. ¿Eso le da más confianza que la que pueda tener el rival?
Eso da confianza. Superamos un bache en el torneo porque en el transcurso de las vueltas incluso caímos en cuarto o quinto lugar. El equipo supo reaccionar y quedarse con el primer lugar y eso habla muy bien del carácter del equipo.
Ir a La Ceiba y dominar un partido durante setenta minutos también da confianza. El segundo tiempo contra Vida aquí en San Pedro te dice que el equipo tiene jerarquía. En la final nadie tiene ventaja; es como un torneo de dos partidos. En lo deportivo hemos demostrado más, pero no podemos menospreciar al rival.
¿Se ve campeón con el equipo?
Siento que Real España merece ser campeón. Nuestros jugadores lo merecen más que los del Olimpia por lo que han hecho. El cuerpo técnico también lo merece más que el del Olimpia, pero esa es mi opinión. Hay que confirmarlo en la cancha y eso no es fácil.
Contra Olimpia como presidente ha disputado dos finales. No les ha ido mal.
No nos ha ido mal contra Olimpia. Nos dolió mucho esa final que perdimos con ese córner en Tegucigalpa. No tenemos ningún temor de enfrentar a Olimpia desde ningún punto de vista, ni dentro ni fuera de la cancha. Estamos preparados.
¿Quién está más cerca, Olimpia de la 24 o Real España de la once?
Si vemos lo que ha pasado en este torneo, Real España de la once.
¿A qué le temen?
Lo único que tememos es que no tengamos una buena tarde o una buena noche en cualquiera de los juegos. Que haya algunos errores de concentración o malos momentos como contra Vida, cuando el cuadro equivocó el camino, pero, en general, estoy optimista.
¿Contra qué equipo disfruta más la final o salir campeón?
Por la forma en que se han dado he disfrutado las tres. Contra Olimpia en 2003 habíamos empatado allá y luego fuimos a traer la copa allá y, siendo la primera, fue una cosa impresionante. Lo que vimos desde Villanueva hasta la Fuente Luminosa fue impresionante. Luego, contra Marathón, ganar la primera final en el Morazán y la última por haberla ganado dándole vuelta en los últimos minutos.
¿Quería al Olimpia o Marathón en la final?
La verdad prefería a Olimpia en la final porque he sentido que, en nivel de la afición y de los directivos, la rivalidad con Marathón se estaba saliendo de las casillas. Se estaba poniendo feo el ambiente, muy tenso entre aficionados y directivos.
No me gustó lo que se estaba viviendo, no iba a ser una final agradable. Y, por último, porque Marathón tenía más poder ofensivo que Olimpia.
La afición está muy motivada, ¿qué le parece?
Sí, ahorita la afición de Real España está eufórica y muy optimista y por eso estamos cuidando cada detalle para que no le fallemos en los dos juegos. La gente quiere una Navidad aurinegra.
¿Aceptaría una invitación del presidente de Olimpia, Rafael Ferrari, a ver el partido desde su palco?
Ja, ja, ja. No se acostumbra eso aquí. Pero la verdad es que en los últimos años hemos tenido una relación cordial con el señor Ferrari y con Rafael Villeda. No tendría ningún problema de platicar, pero vivir el juego juntos lo veo muy difícil.
Con gusto podemos compartir una comida o algo, pero a la hora del juego no los quiero ni ver.
¿Cree que algún directivo se atrevería a apostar?
No sé; si quieren apostar algo, que me llamen.
¿Cree que los olimpistas tienen confianza o no de ser campeones?
Creo que los que siempre se pasan son los periodistas olimpistas. Creo que los directivos y los aficionados olimpistas tienen una postura razonable en estos días. Pero siento que quienes se pasan de la raya son algunos, no todos los periodistas olimpistas, pero eso es normal.
¿Qué tiene preparado el Real España?
Todo está definido. Los jugadores están al día; dentro de nuestras limitaciones hemos hecho todo lo posible porque ellos estén bien. El premio se definió antes de comenzar el torneo. Es un muy buen premio porque se acumula.
¿Ha podido dormir?
Sí, y siempre sueño; lo hago dormido o despierto. Siempre pienso y sueño que Real España levante la gloria. Me veo estando en el Morazán cuando el árbitro pite el final, pero sí puedo dormir tranquilo.
Tengo confianza en que tenemos un buen grupo de gente, talentosa y muy buena. Estando en la final tenemos que ganarla y de ninguna manera decir que ‘lo que venga es ganancia’. Estamos preparados para ganar la final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada