lunes, 12 de diciembre de 2011

Carlos Will Mejía salvó el partido de ida de la final

Carlos Will Mejía anotó el único gol de la primera final.
Olimpia se embolsó un triunfo más que justo, pero cometió el pecado de no sentenciar el partido con más goles y apenas derrotó 1-0 al Real España en el juego de ida de la final del torneo Apertura 2011-2012 en el estadio Nacional.
Real España estuvo defendiéndose como “gato panza arriba”, sin generar fútbol, fue superado ampliamente por su rival y obtuvo una derrota que le salió barata.
En la primera parte, Olimpia se abalanzó encima de su rival y lo dejó sin escapatoria, asfixiándolo con ataques por todos los lugares posibles.
Los muchachos de Zanabria no canalizaban nada en el juego, no se cohesionaban y meterse atrás fue el denominador común de su juego. El dominio albo comenzó a dar sus primeras respuestas. A los 13 minutos, Javier Portillo tuvo la oportunidad con un disparo que se fue elevado sobre el arco defendido por Kevin Hernández.
No vimos ni la sombra del Real España de siempre y, nuevamente, los locales a los 22 minutos se acercaron a la portería aurinegra. En un centro cruzado de Portillo, los delanteros no pudieron cerrar la jugada.
Más y más ataques olimpistas que la Máquina no pudo frenar, sino solo las manos de Kevin Hernández. Y, a los 25 minutos, Brayan Beckeles desbordó por derecha, mandó el balón pasado al segundo poste y Ramiro Bruschi entró a cabecear, pero el esférico se estrelló en el horizontal. Se salvó la Realeza.
Olimpia siguió martillando, arremetiendo de manera abrumadora contra su rival y, a los 28 minutos, Ramiro Bruschi recogió un rechazo de Kevin Hernández después de un disparo de Tilguath la metió, pero el árbitro central Geovanny Mendoza invalidó correctamente la jugada de gol .
La Realeza le daba trabajo a su guardameta, que estuvo atento en el encuentro y, a los 43 minutos, Olimpia tuvo la última jugada del primer tiempo cuando Bruschi no aprovechó un gran pase de Caetano y el 0-0 se quedó en el “score” en el tiempo inicial.

LLEGÓ EL TRIUNFO
El acierto de Mario Zanabria en la parte táctica hizo pensar que, en la segunda etapa, la Máquina saldría a buscar la victoria o al menos a hacer un buen juego, pero ni por cerca.
Nuevamente, los albos fueron los propietarios del encuentro. Boniek García se sumó a la lista de quienes tuvieron oportunidades y a los 57 minutos entró solo, pero no pudo mandar a guardar el balón.
La velocidad de Bruschi hacía masticar el pasto a los aurinegros y a los 67 minutos desbordó por la derecha, se metió en el área y metió el pase filtrado, pero Maynor Martínez llegó para salvar por enésima ocasión a los catedráticos.
El fútbol hizo justicia y Carlos Will Mejía sentenció la victoria de los merengues cuando a los 83 minutos recibió un gran pase de Boniek García, aguantó la marca y remató en medio de las piernas de Kevin Hernández para hacer explotar de emoción a los aficionados merengues que coparon el Nacional.
Con eso se escribió el primer episodio de la final y la Realeza necesita un cambio de actitud si quiere ganar su título número once el sábado en el juego de vuelta.

FICHA TÉCNICA:
OLIMPIA: Donis Escober; Fabio de Souza, Henry Bermúdez, Johnny Palacios, Bryan Beckeles; Luis Garrido, Javier Portillo (Miguel Castillo, min.91), Reynaldo Tilguath (Carlos Will Mejía, min.58), Boniek García; Douglas Caetano y Ramiro Bruschi (Roger Rojas, min.69).
Entrenador: Danilo Tosello.

REAL ESPAÑA: Kevin Hernández; Sergio Bica, Daniel Tejeda, Maynor Martínez, Ever Alvarado (Johnny Calderón, min.46); Edder Delgado, Alfredo Mejía, Julio "Palomo" Rodríguez, Mario Martínez (Allan Lalín, min.46); Luis Lobo y Christian Martínez (Gerson Rodas, min.58).
Entrenador: Mario Zanabria.
Árbitro: Geovanny Mendoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada