domingo, 16 de octubre de 2011

El Marathón fue a Tegucigalpa a humillar al Motagua

Nicolás Cardozo le anotó un gol al Motagua.
El Marathón sigue enamorado del primer lugar. Goleó 4-1 al Motagua, que ya toca fondo en el último puesto del Torneo Apertura 2011 del fútbol hondureño.
Mientras los verdes comienzan a ilusionar con título, los azules siguen sumidos en un bache que desilusiona a su afición, que en muchos tramos abucheó y silbó a sus jugadores.
El resultado habla por sí mismo: un equipo con idea y otro totalmente perdido y hasta salvado de una goleada mayor.
Desde el principio y hasta el fin, el Monstruo llegó furioso e imponente. A los 12 minutos ya estaba el 1-0 del encuentro. Saúl Martínez, de derecha, la mandó adentro luego de una gran jugada colectiva.
Desde el mediocampo, Astor Henríquez le mandó un pase largo a Nicolás Cardozo y éste se fue por la izquierda y le mandó la pelota de rezago a Saúl, que doblegó a Donaldo Morales; el portero tocó el esférico, pero no pudo evitar el tanto.
Tres minutos más tarde, el juego se puso 2-0. Mario Berríos cruzó a Donaldo Morales. El capitán de los verdes agarró el balón apenas afuera del área, le pegó de derecha y le salió un hermoso tanto.
Cuando llegaban a 25 minutos ya estaba el 3-0. Saúl, que a los 27 salió lesionado, una vez más anotó. Tiro de esquina por la derecha, cobrado por Berríos. En el primer poste, Rommel Murillo la cabeceó hacia atrás y en el fondo, de cabeza, Martínez sentenció su doblete.
Con ese marcador se fueron al descanso, pese a la insistencia de la visita en ampliar el marcador.
A los 60 minutos llegó el 4-0 anotado por el goleador del torneo, Nicolás Cardozo. Berríos se la pasó al uruguayo y Cardozo, de cabeza, se la picó a Morales, que se estiró, pero no evitó el gol. Con ese tanto, el sudamericano llega a 12 goles en igual cantidad de partidos del Apertura.
A los 64 minutos ocurrió lo más curioso del encuentro. La afición del Motagua comenzó a gritar “¡olé, olé, olé!” al mismo tiempo que les silbaba a los jugadores para repudiar su forma de jugar y porque las águilas se quedan en el último lugar del torneo.
Dos minutos antes de eso, Michel Ávila fue expulsado y dejó con diez a los capitalinos. Ávila había ingresado 16 minutos antes de la roja directa después de impactar con Reinieri Mayorquín.
Cuando ya se iban todos, a los 90 minutos, Júnior Padilla puso el 4-1. Este joven, que mostró buena actitud y había ingresado a los 67 minutos por Amado, se metió en medio de varias marcas, sacó un disparo y, en el fondo, Orlin Vallecillo, cómplice en el gol, sólo vio cómo la pelota se iba entre las manos.
Con el resultado, Marathón llega a 26 puntos y sigue primero y Motagua se queda con diez en el último lugar, a dos del noveno, Platense, que tiene 12.

FICHA TÉCNICA:
MOTAGUA: Donaldo Morales, Sergio Mendoza, Júnior Izaguirre, Johnny Leverón, Iván Guerrero, Jorge Claros, Adán Ramírez (Milton Reyes, min.27), Amado Guevara (Júnior Padilla, min.67), Carlos Morán (Michel Ávila, min.46), Guillermo "Pando" Ramírez y Jerry Bengtson.
Entrenador: José Treviño.

MARATHÓN: Orlin Vallecillo, Erick Norales, Astor Henríquez (Mariano Acevedo, min.46), Rommel Murillo, Mauricio Sabillón, Bani Lozano, Reinieri Mayorquín, Orvin Paz, Mario Berríos, Saúl Martínez (Marco Tulio Vega, min.33) y Nicolás Cardozo (Héctor Acuña, min.73).
Entrenador: Manuel Keosseián.

No hay comentarios:

Publicar un comentario