miércoles, 28 de septiembre de 2011

Rambo de León: "Nunca le diré no a mi selección"

Julio César "Rambo" de León no jugó el mundial de Sudafrica.
Julio César de León llegó sorpresivamente ayer al país para cumplir su inesperado llamado a la Selección Nacional de Honduras y jugar los amistosos contra Estados Unidos el 8 de octubre y contra Jamaica el 11 del mismo mes en La Ceiba.
El volante hondureño fue recibido en su natal ciudad puerto como un ídolo de la gente. Con enorme emoción por su convocatoria atendió en su casa.
¿Qué tal está con este nuevo llamado a la Selección?
Gracias a Dios se dio de nuevo la posibilidad y siempre es bonito integrarse a la Selección. Es el anhelo y la emoción de representar a tu país. Eso se paga dándolo todo, tu alma en el campo para que el pueblo esté feliz.

¿Esperaba este llamado?
Uno como jugador siempre debe tener esperanza y trabajar para el equipo, enfocarnos en mejorar ciertos aspectos que benefician al grupo.

¿Lo sigue emocionando estar en la Selección?
Claro. Dios santo, ponerse la camisa de la Selección es emocionante. No pesa; te hace volar. Entrar en el Olímpico o cualquier estadio de Honduras, sabiendo que la gente prefiere apoyarnos que comer, nos llena de entusiasmo.

Suárez dice que a los del extranjero tiene poco que verles.
Sí, estoy totalmente de acuerdo con él. Pero uno cada día en el fútbol debe seguirse manteniendo y demostrar que es profesional, lo que le puede dar al grupo como persona y en lo futbolístico.

La afición quería que volviera Rambo a la Selección. ¿Qué piensa?
A veces me preguntan cuándo vuelvo, pero nunca le he dicho que no a la Selección. Siempre voy a estar disponible y cuando no juego estoy desvelado apoyándola, como todo hondureño que está afuera, aunque no juegue fútbol.

¿Rambo puede asumir el rol de líder de la Selección?
Nunca he tratado de ser un líder. Desde que comencé mi carrera como profesional he querido ser un servidor. Si me toca la oportunidad de ser capitán, ya que en algunas ocasiones me ha tocado, voy a respetar a quien tuvo el gafete tanto tiempo. Hay que seguir el ejemplo de quien lo llevó.

¿No le pesa llevarlo?
No, para nada. Lo que pesa es la timba de éste que tengo al frente (sonríe; se refiere a un fotógrafo). Al tener un gafete tenés que ser vos mismo. No se trata de ser más soberbio o prepotente; no se trata de que sos el mandamás.

¿Qué le parecen los amistosos contra Estados Unidos y Jamaica?
La Federación está haciendo un buen esfuerzo para conseguir buenos fogueos porque lo productivo está saliendo. Hay que sembrar para cosechar. Sabemos que son exigentes como ustedes, la prensa. Hay que tener calma porque la eliminatoria está a la vuelta de la esquina.

¿Hay Rambo para rato?
Sí, apenas tengo 32 años y no he tenido ninguna lesión grave, más que lo normal. Ni operación he tenido. Tengo cuatro años para seguir jugando en el máximo nivel. Después me quedo jugando aquí, con el bastón se puede jugar aquí (risas).

¿Pueden llegar a Brasil 2014?
Claro. Cuando te clasificás, tenés otra mentalidad, sabés cómo enfrentarte a ciertos aspectos.

¿Qué tal por China?
Tranquilo, trabajando fuerte y mejorando. Pero mi ciclo en China se acabó. Pienso encontrar un equipo en España o Italia. Todo depende de lo económico. En Italia me conocen y saben qué soy capaz de dar.

¿Ve al sustituto de Rambo?
Todos tenemos diferentes características y así a veces vemos al sustituto de Pavón, de Amado, de Suazo. Se necesita que salgan porteros porque por ahora sólo veo a Noel Valladares. Lastimosamente por los otros porteros que tenemos. Algunos porteros son cobardes y conformistas por no querer demostrar de qué son capaces y lo que tienen. Se quedan en la mediocridad porque quieren. Noel ha sido el único que ha sobresalido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario