domingo, 21 de agosto de 2011

Vida se quedó con el clásico ceibeño

Francisco Pavón celebrando el gol con el que el Vida ganó.
Con un gol en lanzamiento penal, el Vida derrotó al Victoria (1-0) en el clásico ceibeño disputado anoche con buen ambiente en el estadio local.
Fue el primer triunfo cocotero en tres fechas, mientras el Victoria se hunde con el farolillo rojo después de tres derrotas consecutivas.
Francisco Pavón con disparo penal a los 27 minutos definió la confrontación, dándole el triunfo a su equipo, aunque hay que reconocer el buen trabajo de la Jaiba, que se esforzó por tener un resultado más justo, pero no tuvo suerte.
El partido finalizó con dos hombres menos, uno por cada equipo.

Las acciones
El clásico ceibeño tuvo un ritmo bastante brusco y el árbitro Melvin Matamoros, de regular actuación, recurrió a las tarjetas para sofocar la calentura del juego.
En el transcurso de los minutos, el fútbol de fuerza entre dos equipos obligados a ganar tuvo sus consecuencias cuando el juez actuó en forma salomónica, expulsando a Arnold Peralta del Vida y a Víctor Mena del Victoria.
A los ocho minutos, Copete amenazó con abrir el marcador, pero no fue certero, cuando el Victoria parecía inclinar el trámite con mayor enjundia.
El Vida, con la dupla de Henry Martínez y Charles Córdoba, tuvo pocas llegadas, pero sobre los 25 minutos capitalizó muy bien un craso error de Chama Córdoba: éste dejó rebotar un balón inofensivo dentro del área y fue sorprendido por Charles, que le comió el mandado y no le quedó más que derribarlo.
El árbitro sancionó correctamente la falta penal, que Francisco Pavón cambió por gol, engañando a Sierra con disparo bien colocado para el 1-0. Así se fueron al descanso.

Se ahoga la Jaiba
La intensidad del partido bajó un tanto en la segunda parte, con Victoria más calculador, mientras Vida se aferraba a la ventaja mínima.
Copete tuvo el empate sobre los 64 minutos y falló miserablemente y luego un cabezazo de Carlos Oliva se fue arriba, cuando la Jaiba cargaba con todo en busca del empate.
Sierra salvó el segundo rojo en disparo de Charles, pero el Victoria siguió ejerciendo mayor presión sobre el marco de Obed.
Cantarero hizo ingresar al goleador Elmer Zelaya por el “Zancudo” Ávila, que no se desempeñó bien.
A los 73 minutos, Obed protagonizó la mejor jugada del partido, sacando del ángulo derecho un gol cantado en tiro libre de Carlos Oliva.
Otro intento de Jaramillo encontró bien colocado a Obed y luego Elmer no logró desviar un cruce rasante desde la izquierda que se escapó por el otro lado, cuando la Jaiba atacaba con todo.
El pitazo final sentenció el triunfo, que le da respiro al Vida y hunde al Victoria sin puntos en la última posición en tres fechas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario