lunes, 8 de agosto de 2011

Un Platense, cómo de costumbre, plagado de jóvenes.

John Beaumont se perfila para ser el "nuevo" Costly.
Victoria sufrió un duro revés en Cortés. Cuando se puso al frente en el marcador, todo apuntaba a que la Jaiba iniciaría el torneo callando bocas.
Pero en el minuto 18, cuando Jermy Hernández salía expulsado, se avizoraba un panorama gris. Y así fue.
El Tiburón cambió y se fue encima a buscar no solo el empate, sino el triunfo.
Apenas era el minuto 5 cuando La Ceiba empezaba a soñar con su equipo. Fue por medio de un cabezazo globeado de óscar Bonilla que venció fácilmente a José Mendoza.
Cuando mejor manejaba el partido el Victoria, Hernández le haló la camisa a un platensista y el árbitro Geovany Mendoza talvez demasiado drástico le sacó la roja. Iniciando el segundo tiempo, Nahún Solís de cabeza marcaba el empate para el cuadro local.
Victoria no aguantó jugar con 10 hombres y al 87 ya no pudo aguantar la embestida del Escualo y llegó el gol del triunfo de los chicos de Carlos de Toro.
Mitchel Rivera construyó el segundo, con un lanzamiento libre al segundo palo, para que llegara puntual John Beaumont a conectar de testa ante la floja marca de la defensa jaiba y puso a celebrar a la poca afición porteña que llegó al Excélsior.
El técnico español del Victoria, Carlos Cantarero no lo podía creer. Debutó en la liga catracha como menos quería...

FUENTE: Diario el Heraldo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario