domingo, 21 de agosto de 2011

Real España a domicilio le ganó al Olimpia

Daniel Tejeda anotador del único gol.
Cualquiera hubiese apostado a que el clásico Real España y Olimpia concluiría sin goles, pero la Máquina, sin hacer mucho, logró el 1-0 del triunfo, en un encuentro que no llenó mucho las expectativas, pero que les da a los aurinegros su primer triunfo del torneo y de paso se llevan el invicto albo.
Olimpia saltó a la cancha e inmediatamente sorprendió a propios y extraños, pero todo por su uniforme, cuya playera blanca lucía una franja transversal azul, semejante al uniforme de la selección chapina, lo que al parecer no gustó a sus aficionados.
Por lo demás, un primer tiempo para el olvido. Olimpia intentaba a base de individualidades de Boniek García, pero no llegaba. El Real España, por su parte, daba pena, no podía ligar tres o cuatro pases, no se sabía a qué jugaba con un fútbol totalmente horizontal.
Tuvieron que pasar 31 minutos para que hubiese un tiro directo al arco, y fue del Olimpia, Bruschi bien habilitado ganó la espalda, pero Macías estuvo atento para salvar a su equipo, un par de minutos después, el Rorro, valiéndose de un tunel a Colón, volvió a exigir a Macías, y éste tuvo que volar para salvar de nuevo al equipo.
Así terminó el primer tiempo, sin que el Real España hiciese un solo tiro al arco de Escober.
Los aurinegros tuvieron que esperar 54 minutos para hacer un disparo al arco de Escober, y para colmo un tiro suave de Mario Martínez, que embolsó sin problemas el golero albo.
En el transcurrir del juego, Olimpia se iba adueñando del terreno, con disparos de media y larga distancia, y una vez más el uruguayo Macías se constituía en el salvador aurinegro. Su intervención más notable fue un disparo potente de Alexander López, que sacó con la yema de los dedos.
Dicen que el fútbol no es de merecer sino del que meta los goles, y en un tiro de esquina, la Máquina consiguió el gol que les dio el primer triunfo del campeonato. Tejeda metido entre los zagueros metió la cabeza, gol y a celebrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario