viernes, 19 de agosto de 2011

Clásico ceibeño Vida vs. Victoria

POR EL LADO DEL VICTORIA.
Luis Jaramillo, panameño.
Tiene un apellido histórico en la música. Pero también tiene su propio estilo; el de los barrios de Panamá.
Es el DJ del ritmo al que ahora baila el Jaibo... Luis Ricauter Jaramillo. El volante de marca del Victoria se alista para un clásico caliente mañana en La Ceiba, ante el Rojo.
Apodado el Popochín, no es un jugador nada desconocido para Honduras pese a su juventud, pues el ex Plaza Amador ya nos había enfrentado en clubes (ante Olimpia y Real España); además salió campeón con la Marea Roja en la Copa Centroamericana que se jugó en 2009 aquí en Tegucigalpa y anotó uno de los penales de ese juego. "Le prometo a la gente de Victoria trabajar fuerte en la cancha para tener un buen resultado ante Vida, es un partido importante y clave por la situación en que estamos los 2 equipos en el torneo", dijo el exmundialista Sub 20 de 2007.
Jaramillo llegó con el entrenador español Carlos Cantarero García y con los consejos de grandes jugadores canaleros, que incluso son recordados hoy como figuras del Jaibo: "Percibal Pigot y Chalate Torres fueron mis referentes, Torres es muy buen amigo de él y me dijo que le diera para adelante con todo acá en Honduras", indicó.
El panameño aseguró que "llegó con una maleta llena de ilusiones al fútbol hondureño. Ya a Vida lo enfrentamos en la pretemporada y creo que será un partido intenso".
Jaramillo es titular en el Victoria, que marcha último en la Liga Nacional, pero es uno de los jugadores que mejor rendimiento tiene hasta ahora en el Jaibo.

POR EL LADO DEL VIDA.
Luis Castro, colombiano.
Es otro mundialista juvenil pero del lado Rojo: Luis Gabriel Castro Pardo, nacido en Santa Marta, Colombia, pero con corazón Patepluma. “Allí comencé en Honduras (Real Juvetud), allí me casé, allí está mi esposa y allí están mis hijas”. El defensa central y subcapitán Cocotero se prepara para el clásico de mañana en el Ceibeño ante Victoria.
“Vamos a jugar con la mayor expectativa y con la máxima entrega, es un partido importante, el Vida tiene que hacer una buena presentación siempre en la Liga Nacional”, dijo el jugador del mimado caribeño. Castro antes de seguir con su concepto del Rojo nos termina de contar cómo es que llegó a Honduras.
“Yo vine a Honduras por medio de Carlos Tábora (ahora DT del Villanueva FC del Ascenso), él me hizo todo para venir. Luego me fui al Real Juventud donde Emilio Umanzor (actual DT del Social Sol también en la B). Allí salí adelante y después me vine acá al Vida”, contó.
¿Más ceibeño que colombiano?
No... mis raíces están en Santa Bárbara, porque de allí es mi esposa y están mis hijas. Estoy agradecido con La Ceiba... entonces soy Patepluma a decir la verdad.
¿Cafetero?
Demasiado. Cuando voy a Colombia le traigo a todos los compañeros. Me gusta tomarlo en las tardes.
¿Qué representa este equipo para usted?
El Vida ya no es mirado como un equipo chico, no tenemos la posición económica de los demás, pero tenemos un gran corazón.

FUENTE: Diario el Heraldo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario